El proyecto

*/Microeditorial incipiente dedicada a transformar el acto de parir en libros.
—Un registro para atesorar, revivir, traspasar y reivindicar el parto.

EL PROYECTO
En el acto de parir coexisten tantas capas y formas como cada parturienta que habita la tierra. Aletargados, de un vaivén adormecido. Raudos, de intensos, pero breve pujos. Silenciosos y silenciados. Sudados, llorados, embalsamados de caricias. Compenetrados, conversados, musicalizados. De gritos efusivos, que evocan mantras heredados. Partos subyugados, medicalizados y arrebatados. Partos naturales, donde sentir morir del dolor es renacer. Cesáreas violentas y dolorosas; respetadas o deseadas. Partos que traspasan un linaje del trauma. De pie, en cuclillas, en cuatro patas. Horizontales, desafiando la naturaleza de la gravedad. Fatigados, exaltados, orgásmicos. Rebalsados de oxitocina natural, que guían al cuerpo a desdoblarse hasta encontrar posición. Sacudidos en una arritmia de oxitocina artificial. Con los pies en la tierra o sumergidos en el agua. Entre muros blancos y luz fría. Tibios y húmedos. Con o sin la presencia de un doctor. Observados por una matrona o cuidados por una doula. A solas, cobijados, envueltos en un escudo familiar. Rezados, meditados, copados de aromas.

En el acto de parir coexisten tantas capas y formas como cada parturienta que habita la tierra. En él se imprimen tantas huellas como duelos. Y en ese instante, en el que una mujer expulsa el feto que tiene en su vientre, brota un animal en trance, de una fuerza bestial, dotado de un instinto autónomo y feminista: el derecho a elegir cuándo, dónde y cómo parir. Parir con miedo. Parir con dolor. Parir con poder. Parir con placer. Parir libre. ¿Cómo fue parir para ti? A través de entrevistas personales te guiamos en un viaje a los recuerdos y las emociones de ese día. En la voz de sus protagonistas, recopilamos las luces y las sombras. Lo intuitivo, lo espontáneo, lo animal. Construimos un relato único. Y lo transformamos en una historia escrita que describa, conserve y resignifique ese instante para siempre en un libro. Un registro para atesorar, revivir, traspasar y reivindicar.